martes, 19 de junio de 2012

Un cuento de La Casa Agramatical

Os presento uno de los 190 cuentos de mi libro La Casa Agramatical. Lo podéis descargar gratis o comprarlo por correo en papel a precio de coste en Bubok

El Aprendiz de Platero

A Dioni Escarabajal

"Aquella tarde el aprendiz de platero martilleaba ávido e incansable sobre el tas, cuando al mirar hacia la mano de la esposa del jefe cuando ésta cogía una de las herramientas de su mesa, pudo ver por primera vez en uno de sus dedos un precioso anillo.

"-Me gusta mucho su anillo, Juana -dijo el aprendiz-. ¿Qué dice la inscripción?

"-"Hoy te quiero más que ayer pero menos que mañana". Es la Alianza del Amor; me la regaló mi esposo cuando éramos novios. 

"El aprendiz ensombreció sus rasgos y movió la cabeza diciendo:

"-Pues lo mío con una chica sí que está complicado, complicado complicado. Ni más que ayer ni menos sino todo lo contrario, Juana -y mostrando en alto el martillo como si jurara añadió con una pequeña exclamación- ¡Un sinvivir!

"La pobre Juana, que no sabía qué contestar porque no tenía datos de juicio, le dijo entonces poniendo tono como de estar harta de oír tonterías:

"-Bah, Juan Antonio, no seas tan agarrado, regala a esa chica un anillo como éste y verás cómo se anima.

"El aprendiz de platero se encariñó de la idea y esa noche estuvo reflexionando qué inscripción pondría para expresar de modo breve la relación que había entre ellos. Casi toda la noche se la pasó en vela porque no encontraba una forma de decirlo lo suficientemente concisa.

"Al día siguiente aún estuvo trabajando por la noche varias horas para grabar en el exterior del anillo la frase que había escogido. Llegó la hora del trabajo sin que hubiera dormido más de dos horas, de modo que luchó toda la mañana para que no se le cerraran los ojos. Había quedado esa tarde con la chica para ir al cine, de modo que aprovechó para entregarle su anillo, aunque todo su deseo habría sido dormir. A la mañana siguiente, en el lugar de trabajo todos estaban ya informados de las tribulaciones y trasiegos amorosos del aprendiz y nada más llegar le preguntaron cómo había recibido aquella chica el detalle del anillo. Él dijo:

"-Lo llevé otra vez de vuelta a casa.

"-Tenías que haberle dicho que se lo quedara aunque no sea tu novia, es más caballeresco -dijo entonces Juana.

"-El caso es que el anillo sí le ha gustado y quería quedárselo -dijo Juan Antonio, el aprendiz- pero se le caía del dedo."

El texto con que se inicia "Perspectivas de un Feo"


Aquí podéis leer los dos primeros párrafos de esta novela breve. La podéis pedir en la web de la editorial Portilla o en Amazon.es o bien en vuestra librería cuando entre en el catálogo de vuestro país, lo que puede tardar un máximo de 6 meses.


"Dudo que Hilario Miró, ese duende enredador, sepa qué hacer con la autobiografía que me ha encargado escribir cuando compruebe la poca relevancia de mi historia pese a haber alcanzado recientemente los 100 años. Por eso emprendo el trabajo con gran fastidio, consolándome tan sólo la idea de que no es, entre todos los absurdos que he hecho durante mi existencia, el más grande. 


"Me llamo Alfredo Frías Pérez y nací un verano de hace una centuria en un pueblo de Alicante llamado Agost, pero ni la estación ni el nombre del lugar han tenido parte para quitarme del alma el que me dio mi padre pues siempre la he tenido fría y solitaria. Lloré mucho al nacer, sin duda por lo que todos lloran al dejar el cómodo claustro materno:  la humillación, el miedo y el fastidio, sentimientos que he vuelto a experimentar con frecuencia durante toda mi existencia para no olvidarme nunca de mi condición de humano, que por lo que diré enseguida, en algunos momentos puntuales se ha llegado a negar [...]"



lunes, 18 de junio de 2012

Dos poemas de Caminos del Corazón




Plegaria
A ella

¿Por qué no me amas
si no hay otra luz en mi vida,
otra dulzura, ni esperanza,
no hay más dicha,
esplendor o gloria,
ni hay mayor manantial de armonía
o presentimiento de felicidad
que cuando me muestras el más pequeño afecto?
¿Por qué no me amas,
si un beso de tus labios
es la promesa futura 
de la fe que me aleja de la desesperación?

La niña de sublime rostro
A Isi Dávila.

Sus labios,
miel rizada que comba la dulzura misma,
son alegres como trinar de pájaros
y, bajo su frente de niña,
sus ojos felices sueñan un mundo
sin la mueca del Mal.
Llegó a mi puerto sombrío
con la flor de la amistad
prendida en su pelo de estrellas
para arrojar al abismo los espectros de mi dolor.
Su bondad me sanaba
pero su belleza me hería,
su palabra era bálsamo,
su mirada, una espada,
y, entre la miel derretida de mi afecto,
mil agujas de dolor me punzaban el pecho.


¿Quieres ponerte en contacto conmigo?
Enviame un email a:
lacasaagramatical@gmail.com

O sigueme en:
fb youtube